«Un inocente está preso y el verdadero culpable en libertad: todo por el apresuramiento de detener»

0
Compartir

Edgar García, abogado defensor de un joven acusado de abuso sexual

 

Nahuel Candia tiene 21 años y está detenido desde Septiembre del año pasado bajo la acusación de abuso sexual con penetración en el marco de una causa judicial que se tramita el Juzgado de Garantías Nº 6 de Florencio Varela, a cargo del doctor Diego Agüero. El fiscal de la causa, doctor Alejandro Ruggeri, requirió la detención del joven tras tomar conocimiento de la denuncia de la madre del menor presuntamente abusado. La familia de Nahuel y el abogado defensor, doctor Edgar García, aseguran que todo se trata de un error puesto que el menor víctima del abuso, con capacidades diferentes, solo dice que fue Nahuel el que le bajó los pantalones para cometer el hecho y ese Nahuel seria otra persona.
Gustavo y Samanta Candia son vecinos del barrio Villa del Plata y como padres de Nahuel juran que su hijo es inocente de la grave acusación, cuya condena puede alcanzar los 20 años de cárcel.
El doctor García habla con la causa judicial en sus manos. No tiene más de 20 fojas. El letrado llega a la conclusión que la justicia no está reuniendo pruebas y detiene gente que a la postre será liberada de culpa y cargo.
«Esta es una causa que instruyó el fiscal Ruggeri, de la UFI 8 de Florencio Varela, pero subroga en Quilmes y Berazategui por casos de violencia de género. Nahuel está detenido desde el 12 de setiembre de 2020 y la denuncia fue radicada el 18 de agosto», dice el doctor García para ingresar en el caso que lo ocupa y dará batalla judicial para probar que Nahuel es inocente.
«La mamá de un menor de 9 años de edad, con retraso madurativo, denunció que en momentos que estaba en la casa de los abuelos el menor, en Florencio Varela, la llama el nene y le cuenta un secreto. Le dice que Nahuel le mostró películas feas y le bajo los pantalones. Después le dijo que no diga nada. ¿Cuándo fue el hecho? No se sabe. El niño ya le había contado a su asistente social y ésta le avisó también a la madre. Son cinco renglones que consta la denuncia»
El menor vive en Dock Sud, partido de Avellaneda, «La mamá del nene supone que fue Nahuel Candia, primo del menor y que vive en Varela. Hizo la denuncia por mail a la policía y la policía envió en caso a Varela. Se hacen los protocolos de delitos sexuales y da cuenta que el menor tiene una lesión en el ano de vieja data. Ruggeri le hace una entrevista al menor, con psicólogos, para ver si estaba en condiciones de prestar declaración en Cámara Gesell. Los psicólogos dicen que si, que estaba en condiciones. Pero sin Cámara Gesell y sin ampliar en sede judicial la denuncia de la madre, Nahuel termina preso y con el caso hoy elevado a juicio oral»
García es el segundo abogado que tiene la familia Candia. El anterior letrado presentó una apelación fuera de terminó. También hizo una denuncia contra la madre del nene por falsa denuncia. Esa causa fue archivada.
«Una causa por falsa denuncia fue archivada y otra causa sin elemento probatorios es elevada a juicio. Ya no se entienden cuáles son los criterios de las fiscalías. Mire, las palabras del niño no están en la causa y así y todo la elevaron a juicio. Las fiscalías parecen escribanías. Juntan dos elementos y ya envían las causas a juicio. Hay que esperar ahora el juicio oral para presentar pruebas. Nótese que la madre dice que Nahuel le mostraba al menor películas pornográficas en una DVD y en la casa no hay DVD»
Con estos detalles la familia Candia y el letrado García comenzaron a investigar y descubren que hay otro Nahuel al que le dicen tío y vive en Wilde.
«Ese Nahuel viviría en la casa del ex marido de la madre del nene, que le sacó los dos hijos legales a él. Mi hijo nunca fue a Dock Sud. Mi hijo no tiene nada que ver en esto porque no teníamos relaciones con ellos. La última vez que mi hijo vio a ese menor fue en 2018, en Wilde, en una obra en construcción cuando fue a ver a su abuelo» dice Samanta, quien también refiere que la madre del menor es una ex cuñada.
«Nahuel hoy está preso porque la fiscalía entiende que se puede fugar. Hoy meten preso a chicos por un delito que ni siquiera se investiga», dice García.
Samanta recuerda que su hijo estaba en plena carrera universitaria (estudiaba en la UNAJ y en La Plata la carrera de veterinaria) trabaja con su padre en una fábrica de vidrio y en la feria artesanal de la plaza San Juan Bautista. Al momento de ser detenido estaba de novio con una jovencita con la cual hoy son padres de un bebé, que aún no pudo reconocer.
«Un inocente está preso y el verdadero culpable en libertad, todo por el apresuramiento de detener», cerró el letrado García.

Comentarios

comments

Compartir