Una madre denunció al colombiano que le vendía pasta base a su hijo, la policía lo detuvo y la justicia le dictó prisión preventiva

0
Compartir

Una vecina de Villa San Luis, desesperada por ayudar a su hijo para que salga de su adicción al paco, decidió denunciar al hombre que vendía droga en el barrio.

La mujer directamente paró a un policía y le contó que tenía un hijo que consumía con otros muchachos, que ya no volvía a su casa y que se la pasaba consumiendo en las esquinas.
Aportó los datos del campo donde vendían todos los días la droga y el Gabinete Táctico Operativo del destacamento Villa San Luis comenzó una investigación para constatar la venta de estupefacientes bajo la modalidad de «Los Paisa».
Los policías vestidos como los trabajadores rurales de la zona, comenzaron a recorrer los campos, en su mayoría dedicados a las plantaciones de verduras que se venden en los mercados centrales.
Entre esos campos hallaron una zona de pastos aplastados por pisadas, en forma de círculo y en el sitio encontraron varios recortes de bolsas de nylon de color negro y transparentes que identificaron como las utilizadas para comercializar droga.
Ocultos varias horas esperaron a que lleguen los compradores y pudieron constatar la concurrencia de por lo menos ciento veinte personas que formaban una fila y personas armadas que controlaban a los compradores y luego los hacían pasar al campo, donde un colombiano tenía una lona y sobre la misma centenares de envoltorios de nylon listos para la venta.
Muchos de los compradores salían consumiendo la droga, ya que en la noche se veían las llamas de los encendedores quemando el paco.
En ese momento, los policías salieron de los pastizales y lograron sorprender al jefe de ese grupo, quien portaba dos armas de guerra (un revolver calibre 38 y una pistola 9 milímetros) que no logró utilizar por la sorpresa del operativo donde se logró secuestrar 863 envoltorios con pasta base, cocaína y dinero en efectivo.
El Juez de Garantías Diego Agüero, titular del Juzgado 6 de Florencio Varela, dictó la prisión preventiva de Albert Fabio ILLERA BARAHONA por los delitos de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y portación de armas de guerra.
Entre los fundamentos para ordenar el procesamiento, el Juez tuvo en cuenta la cantidad de droga fraccionada secuestrada, el lugar descampado donde se produjo la detención que demuestra la modalidad que impera en la actualidad en el distrito de Florencio Varela, que es la venta al narcomenudeo en campos, conocidos a sus autores como «Los Paisa», que el imputado «colombiano», se encontraba en la Argentina con una visa vencida de turista y que el bien jurídico afectado es la salud pública.
En ese sentido, sostuvo el Juez Agüero que esa droga, conocida como pasta base de cocaína, paco, bicha, base o pasta, es altamente adictiva (entre 10 y 15 dosis pueden llegar a fumar por día), de bajo costo (entre 150 y 200 pesos) y efecto breve (dura entre 2 a 5 minutos), por lo que las personas que sufren esa adicción, la consumen en forma reiterada, utilizando pipas caseras (confeccionadas con tubos de aluminio de las antenas de televisión) y pueden sufrir la muerte cerebral en seis meses.
La causa continuará su trámite en la Fiscalía Criminal n° 01 a cargo del dr. Darío Provisionato, el detenido espera cupo de ingreso para el Servicio Penitenciario y restan incorporar los resultados de medidas de prueba previas a la elevación a juicio oral y público que se realizará en los Tribunales de Florencio Varela.
Si vos o algún familiar, amigo o conocido están atravesando una situación de consumo problemático, pueden recibir atención, contención y asesoramiento personalizado, sacando turno previo, llamando al teléfono 011 4320-1200 interno 1540 o enviando un correo electrónico a cedecor@sedronar.gov.ar de la Secretaria de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina y/o con la ONG «Madres contra El Paco y por la Vida» en Facebook, por correo electrónico: info@madrescontraelpaco.org.ar o llamando al teléfono: 011 15-5008-7245.

Comentarios

comments

Compartir