Unicef: el 48% de los chicos argentinos tiene algún tipo de carencia y es pobre

0
Compartir

(DIB).- El 48% de los niños, niñas y adolescentes del país es pobre, según un estudio presentado por Unicef en el que se midió el acceso a derechos como a la escolaridad o a una vivienda digna. De ese porcentaje, el 20% tiene privaciones “severas” como vivir en una zona inundable y cerca de un basural o no haber ido nunca a la escuela entre los 7 y los 17 años.
El informe se basa en la última información oficial disponible correspondiente al primer semestre del año 2018, de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos. En el mismo se realizan mediciones sobre el acceso a derechos (en la que se relevan las condiciones de las viviendas, el acceso a la educación y a un hábitat seguro) y en relación al costo de una canasta básica.
Desde la perspectiva no monetaria, los datos arrojan que la pobreza entre las personas menores de 18 años alcanza un valor de 48% y se sitúa 10 puntos por encima de la población en general (38%): esto es 6,3 millones de niñas y niños que ven vulnerado el ejercicio efectivo de sus derechos.
El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dio a conocer un informe preocupante que revela que casi la mitad de los niños argentinos vive en condiciones de pobreza teniendo en cuenta privaciones a derechos básicos como educación, hábitat, salud, agua potable, vivienda adecuada y saneamiento.
Así, según el estudio, el 48% de los chicos argentinos son pobres. Los niños de 0 a 17 años alcanzan un valor de pobreza 10 puntos por encima del registro de la población general (38%) y en números de rostros visibles esto abarca a 6,3 millones de niños, niñas y adolescentes. Pero además, el organismo llegó a la conclusión de que el 38% de la población es pobre, lejos del 27% calculado por el Gobierno.
De esta manera, ratifica el informe difundido por el movimiento Barrios de Pie, en el que advertían que el 46,7 por ciento de los niños en la zona metropolitana de la provincia de Buenos Aires sufre malnutrición. El problema más marcado, según el estudio, se da en los niños entre 6 y 10 años. Por otro lado, el índice de obesidad del 20,5 y de sobrepeso del 22 por ciento. Pero además, los lactantes, esto es niños de menos de 2 años de edad, tienen una malnutrición del 27,7 por ciento, incluyendo un índice de obesidad del 12,2 y sobrepeso del 12,5 por ciento.
Sebastián Waisgrais, especialista de Monitoreo e Inclusión Social de Unicef Argentina, sostuvo: “Tenemos una fuerte preocupación por la realidad que están viviendo millones de niños en la Argentina porque se dan valores muy elevados de índices de pobreza que tienen un fuerte impacto”.
El trabajo de UNICEF determinó que el 42% de los niños de la Argentina residen en hogares cuyos ingresos no alcanzan a cubrir una canasta básica de bienes y servicios alimentarios, y que los chicos que padecen privaciones se encuentran en hogares monoparentales (52%).
Los investigadores presentaron el estudio a la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley, y aseguraron que no se contemplaron los efectos de la crisis económica sufrida por la devalaución, por lo que los niveles de exclusión y privaciones de derechos serían más elevados.

Comentarios

comments

Compartir
-- Publicidad 26 | Loop Single --