Varela: Cayó banda narco familiar: Usaba una parrilla como pantalla

0
Compartir

Una banda familiar narco fue desbaratada luego de ocho allanamientos realizados en el sur del Conurbano en los que la policía secuestró más de 14 kilos de droga.
La investigación, a cargo de integrantes de la Delegación de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado de Quilmes, estableció que los narcos vendían drogas en viviendas, a través de la modalidad delivery y en un restaurante del tipo parrilla, que utilizaban como pantalla.
La casa del líder, apodado «Pali», tenía un circuito cerrado de cámaras de seguridad, en el barrio La Toma de Florencio Varela.
«Pali» manejaba la banda junto a su hermano, alias «Gori», su madre y un sujeto conocido como «Carucha», quienes operaban en distintas localidades de la zona.
Asimismo, el líder del grupo criminal vendía la droga a domicilio en dos autos, un Volkwagen Bora y en un Audi A3 –que también fueron incautados-, y en una parrilla ubicada sobre la calle Laprida de Quilmes.
También se pudo constatar que la banda escondía los estupefacientes en una casa en construcción en el barrio La Sirena de Florencio Varela.
Por otro lado, además de los más de 11 kilos de cocaína y tres de marihuana, se incautaron dos pistolas 9 milímetros, municiones de diferentes calibres, algunas de ellas de teflón; un chaleco de transporte con la inscripción «Policía» y teléfonos celulares.

img-20161206-wa0000

El Detalle
En horas de la madrugada del día martes 6 de diciembre de 2016, personal policial de la Delegación Departamental de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas Quilmes, a cargo del comisario Inspector Adrian Okursaty, con la colaboración de tres unidades tácticas del Grupo Halcón, procedieron a efectuar ocho ordenes de allanamientos en distintos domicilios de Florencio Varela, Quilmes y Almirante Brown, procediendo a desbaratar en su totalidad la banda de Pali, quienes comercializaban cocaína y marihuana en grandes cantidades.
El modus operandi contemplaba toda la cadena de producción que involucra al tráfico de drogas: fraccionamiento, distribución y venta. Además, el dinero que obtenían de toda esta operatoria era introducido en el mercado legal a través de la adquisición de comercios, entre ellos una parrilla ubicada en la ciudad de Quilmes, y de vehículos de alta gama.
La investigación comenzó en marzo de este año y derivó en 8 allanamientos que culminaron con la detención de 4 personas, entre ellas los líderes y hermanos de la banda, quienes vivían bajo un poderoso sistema de seguridad. Según fuentes policiales: «Sus viviendas estaban custodiadas con un circuito cerrado de cámaras que enviaba ante cualquier anomalía en el perímetro un alerta al propio celular de los investigados.

Los Detenidos
Entre los 4 detenidos por efectivos de la Policía de la provincia de Buenos Aires, acusadas de integrar una organización narco liderada por «El Loco Pali», vinculada a la venta y comercialización de estupefacientes, que operaba en varios distritos del Conurbano, se encontraba el líder de la misma de nombre Pablo Ezequiel Almendra, alias Pali, su hermana de nombre Cristina María Alarcón, la madre de los mismos de nombre Olga Ester. Santillán y la ex pareja de Cristina, de nombre Ángel Fausto Avalos, alias Carita o carucha.
La investigación fue iniciada en el mes de mayo por el personal de la mencionada dependencia, quien tomó conocimiento respecto de esta organización narco que vendía y distribuía marihuana y cocaína en distintas zonas.
A raíz de ello, los uniformados realizaron tareas investigativas que incluyeron observaciones encubiertas, placas fotográficas, filmaciones, seguimientos e intervención de más de 30 líneas telefónicas, que permitieron dar con los cabecillas e integrantes de la banda como así también los domicilios utilizados para ocultar y vender los estupefacientes, ello debido a que los integrantes de la banda cambiaban de manera constante sus números telefónicos.
Una vez reunidas los medios de pruebas necesarios, la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes de Florencio Varela a cargo de la Dra. Lorena Iovanovich y Sergio Dominguez, y UFI temática de Drogas a cargo del Dr. Provisionato, requirieron al Juzgado de Garantías Nro. 5 Departamental a cargo del Dr. Julian Busteros e interinamente a cargo del Dr. Diego Agüero, se libren las órdenes de allanamientos necesarias para culminar el exitoso y extenso trabajo que se venía realizando desde hace meses, ordenes emitidas por el Juzgado en cuestión.
De acuerdo al balance del denominado «Operativo Cemento Blanco», dado que la mayor cantidad de cocaína secuestrada se encontraba en una obra en construcción escondida alrededor de bolsas de cemento, instruidos y supervisados directamente por la Ayudantía Fiscal de Estupefacientes, fueron secuestradas casi 12 kilos de cocaína, 4 kilos de marihuana, dos pistolas calibre 9mm, una gran cantidad de municiones de diferentes calibres, entre las cuales se secuestraron balas perforantes de chalecos antibalas, un chaleco perteneciente a la policía de la provincia de Buenos Aires, dos autos de alta gama, uno de ellos un Volkswagen modelo Bora y otro marca Audi modelo A3, dinero en efectivo y documentación de importancia para la causa.
Los domicilios allanados se encontraban ubicados en la calles Segunda Manzana, desde la intersección de la calle Checoslovaquia y Berna, del Barrio La Toma de Florencio Varela; en la calle General Savio entre las calles Mallorca y 383 Bis, de Quilmes; en calles La Amapola entre las calles Las Camelias y Juan Domingo Perón (Av.24), de Almirante Brown; en la calle 899 entre las calles 861 y 862, de Quilmes, en calle Manuel Iglesias entre las calles Quiroga y Pizzurno del barrio la Sirena de Florencio Varela; en la calle Laprida ante esquina con la Av. La Plata de de Quilmes, lugar donde funciona un comercio del rubro Parrilla; uno de los domicilios en el interior del asentamiento denominado La Favelita de Florencio Varela y otro en la villa Los Eucaliptus de Quilmes.
Consultados fuentes judiciales al respecto, manifestaron: «…Es una pelea que hay que darla sí o si…», remarcó y agregó: «…Hoy hemos descubierto que están presentes, quiénes son, están detenidos y esperemos que por mucho tiempo…» como resultado de procedimientos que «…son parte de un combate que se está dando seriamente día a día por parte de la justicia y nos encontramos con un gran acompañamiento por el lado de la Policía de la Provincia de Buenos Aires …», remarcó.
Como resultado final de los procedimientos, los aprehendidos Pablo Ezequiel A, alias Pali; Cristina María A., Olga Ester S y Ángel Fausto A, quedaron detenidos a disposición de la Fiscalía temática de Estupefacientes de Florencio Varela, a cargo del Dr. Dario Provisionato y del Juzgado de Garantías Nro. 5 a cargo del Dr. Julian Busteros, por los delitos de Tenencia de Estupefacientes con fines de comercialización y tenencia ilegal de arma de guerra.

Comentarios

comments

Compartir