Diario Varela al Día: Te 4355-5555


1992-2012

Carpinetti a 20 años: “Duhalde me llevó a la Provincia y me traicionó”

Fecha: 14/05/2012

En Mayo de 1992, Julio Carpinetti asumía la titularidad del Fondo de Reparación Histórica del Conurbano bonaerense, un ente creado por Eduardo Duhalde al que el estado nacional aportaría 500 millones de pesos para encarar  obras de infraestructura. De esta forma el jefe comunal dejaba en mano de Julio Pereyra el municipio y se iba a la Provincia. A 20 años, Carpinetti relata aquellos días que transformaron su carrera política para siempre.


"Hace 20 años renuncié a la intendencia para asumir como presidente del Fondo del Conurbano. Esto me lo exigió, un poco, Eduardo Duhalde. Antes me había ofrecido el Ministerio de Obras Públicas. Ya me lo había ofrecido Cafiero cuando el estaba.
-¿Y que vio Duhalde en usted? ¿Era el intendente con mejor imagen del conurbano?
-Fuimos con Duhalde los que punteamos, no solo en la tercera seccional electoral, sino en la provincia, el proceso de la renovación peronista. Es más: Yo fui el único intendente que en 1983 había ganado la elección interna y general en contra de la corriente de Herminio Iglesias.  Era el único auténticamente renovador.  En 1986 a mi me destituyen en una maniobra conjunta entre el radicalismo, el herminismo, al que se había pasado Basile y los propios compañeros de la renovación a los que yo le había torcido el brazo, dentro de lo que era la renovación. Cuando se hace la elección interna, termino yo encabezando la lista de la tercera sección electoral. Cafiero encabezaba la Primera y yo la Tercera. Estaba políticamente colocado como el próximo vicegobernador. En ese momento me destituyen.  Me habían acusado de mal usar 500 dólares para hacer 60 reparaciones de escuelas. Un promedio de 8 dólares por escuela.  Es más: hubo un convenio para  hacer esas reparaciones y había autorización del Tribunal de Cuentas. Esos fondos los manejaba Watson, el padre del actual secretario de Gobierno municipal. Yo ni firmaba.  Todo quedó en la nada. No hubo delitos.  Fue, y durante varios años, el primer fallo dividido de la Corte. Se estudió la cuestión de forma y la Corte me repuso. Me vuelven a destituir. Es más: 5 concejales que me habían denunciado estaban procesados penalmente en una denuncia que yo les había hecho.  Y terminaron destituidos porque fueron condenados por la justicia. No podían juzgar mi conducta. La causa fue no juzgada porque antes del final yo ya era intendente de vuelta.
-¿Cómo nació la idea de crear el Fondo?
-Yo como intendente había hecho un planteo de inconstitucionalidad en la corte por la distribución del presupuesto provincial, porque la mayor parte iba al interior. Fracasé dos veces en la Corte. Duhalde andaba con la idea del Fondo y le dije a Duhalde que debía ser un fondo nacional que lo administre la provincia, sin pasar por la legislatura. Le gusto la idea, me encargó que trabajara la ley. La redacté yo con Graciela Rendini. Cuando vuelvo de Estados Unidos, adonde fui becado en administración municipal en la Universidad de Harvard, me ofreció el cargo. Asumí con un proyecto político y me dijo que yo tenía que ser el próximo gobernador o vicepresidente de la Nación. Menem nos había dicho a mi y a Duhalde en la renovación que cualquiera de los dos podía ser el compañero de fórmula en 1989. Yo le dije que iba a jugar con Cafiero. Siempre tuve una buena relación con Duhalde.
-Usted dejó la intendencia en 1992 tras su renuncia. ¿Fue decisión suya la renuncia?
-Duhalde me exigió que renunciara. Me dijo que si en 1995 el iba a ser presidente, yo iba a ser gobernador. Me dijo que si Menem seguí y lo necesitaba como compañero de fórmula, yo iba a ser el gobernador. Y si Menem no le pedía que lo acompañara en la fórmula, iba a ser yo el vicepresidente de Menem. Esto era lo que él veía.
-¿Y usted le creyó?
-Duhalde me traicionó. Lo que yo le creí, era que el nunca iba a traicionar a los más pobres, a los que menos tienen. Eso se lo creí. Me duele la traición que se le hizo. ¡Y asi invirtió la plata con el Fondo del Conurbano!
-¿Cómo lo hizo?
Yo me fui y de acuerdo al Indec los costos de la construcción bajaron y el metro cuadrado en la construcción de escuelas pasó de costar 600 dólares a 1200.
Carpinetti dice a 20 años que no tiene cosas para ocultar y relata una anécdota que desnuda lo que se vivió y se vive ahora con la obra pública. Tengamos en cuenta que esto sucedió  hace 20 años.
"Yo licito sin autorización la construcción del hospital Mi Pueblo como intendente de Florencio Varela. El entonces Ministro de Salud Pública, Ginés González García, me dice que no me iba a dar la plata. Le dije: o me das la plata para hacer el hospital de Varela o yo le digo a los medios cuanto van a pagar ustedes los  hospitales. Me dijo que había que modificar el proyecto porque el hospital era de lujo. Se hizo el proyecto y con modificación de los "M", que eran los índices de actualización. El valor original eran de, digamos, 2 millones y algo. Quería saber cuánto costaba el proyecto nuevo, actualizado, porque el proyecto mío era de 13 millones de dólares. No me querían mostrar los índices. Me mandaron las planillas y daba menos, no mucho. Detecto en esas planillas cuentas mal hechas.  El Ministerio había abaratado el proyecto, pero al cambiar los "M" era más caro que el proyecto original.  Yo me voy del Fondo del Conurbano y todos los hospitales que se hicieron, similares a Mi Pueblo, pasan a costar 26 millones de dólares con el 40% de anticipo financiero para las empresas contratistas.  No solo costaban el doble, sino que antes de comenzar la obra la empresa cobraba el 40%. Esto es lo que yo revelé en una nota con la Revista 7 Días de entonces. Mire este dato. Yo le pagaba a la empresa De Armas 108 dólares la tonelada de concreto asfáltico y la misma semana que yo contrataba, Vialidad de la Provincia le pagaba a la misma empresa 220 dólares la tonelada. Me fui yo y pasó a costar 220 dólares. Yo le creí a Duhalde y creí que haciendo las cosas bien, nunca nadie me iba a cagar. Esta es la realidad. A los seis meses de estar en el Fondo del Conurbano, mi departamento de prensa, que lo había armado Duhalde, tenía prohibido nombrarme en las gacetillas de prensa. Duhalde me llevó a la Provincia y después me traicionó.
-¿Cuándo se arrepintió de haber dejado la intendencia?
-Al poco tiempo, a los seis meses la gente de prensa me dice que no me pueden mencionar por orden de Duhalde…
-¿Alguna vez lo habló con él?
-Yo tenía un juicio que le había iniciado al ex candidato radical a presidente Horacio Massaccesi, quien había dicho que Duhalde me había echado por corrupto. En el juicio tenía que declarar Duhalde y  Duhalde no iba. Entonces pedí que lo condujera la fuerza pública. Fue y declaró que yo había sido uno de sus funcionarios más eficientes y nada que decir de mi honestidad. Después del juicio me invitó a su oficina y ahí le pedí saldar algunas cosas.  Se quejaba de la mercantilización de la actividad política y yo le dije de que se quejaba si eso lo había inventado él.  Hablamos de distintas cosas.  Le recordé la traición de 1995 cuando me dijo que vaya a internas y después salió apoyando a Pereyra. Yo había hipotecado mi casa para esa campaña. Perdí la elección y perdí mi casa.
-Después del fondo vino su caída, ¿no?
-No me atendía el teléfono nadie. El único que me atendía era el Negro Mussi (Juan José, por entonces Ministro de Salud de Duhalde) y el habló con Duhalde. Yo a los cincuenta y pico de año estaba sin nada y era mala palabra.
-Usted fue en estos 20 años, no más de dos, alguien con peso en la provincia.
-Si, estaba prohibido nómbrame en el orden local.  Hoy ya esto no existe. Creo que estamos grandes. De todas maneras me ha quedado un dolor, porque estuve en el exilio absoluto. No podía pedir nada, siendo que hace 20 años Pereyra me designa por decreto Intendente Honorario y el Concejo Deliberante me declara Ciudadano Ilustre de Florencio Varela. Se ha dicho que me fui con un container de plata. Mire como estoy. Vivo en los monoblocks de la estación Varela.  Pero gracias a dios no tengo rencores. 

Mario Lettiere