Vojvoda encontró algunas respuestas que le darán soluciones

0
Compartir

Por Guido Cichello- Defensa cayó 3 a 1 ante un poderoso San Lorenzo que le desnudó viejas falencias, sobre todo defensivas y del medio campo. Vojvoda varió algunos nombres y seguirá probando ante Olimpo.

El equipo no jugó un mal partido, pero ya no está para jugarle de igual a igual a cualquiera como en la re Beccacece. Los que añoran ese pasado cercano, deberán entender que no siempre se gana. Defensa es un club humilde que está para sumar experiencia en Primera, mantener la categoría, luchar contra equipos de igual tamaño y disfrutar, sea ganando, empatando o perdiendo, contra equipos que se armaron para pelear cosas importantes a nivel mundial. San Lorenzo tiene un plantel acorde a quien desea ganar la Copa Libertadores. De hecho estuvo cerca de clasificar a la semifinal del torneo. Muchos de los jugadores que el viernes pasando le metieron tres goles al Halcón, jugaron hace un par de años del Mundial de Clubes. Medirse contra éstos equipos es de una injusticia total. A veces se le puede hacer un buen partido, o al menos intentarlo. Pero éste no es el momento de Defensa, que no atraviesa un buen momento deportivo, que acaba de contratar un técnico quien necesita días de trabajo para poder imponer su idea. Así todo se observaron algunas cosas interesantes, ya sean positivas como negativas. Lo saludable es que a Vojvoda no le tembló el pulso para poner al pibe ex Newell´s, Lisandro Martínez, quien respondió de manera satisfactoria y se ganó un lugar en el equipo. Tampoco para excluir a Andres Cubas, quien venía teniendo partidos flojos. Sumó a Ignacio Rivero a la zona central del campo, decisión que en la previa no parecía alocada ya que el uruguayo conoce la posición desde la era de Holan en el club. Quizás Rivero no tuvo el mejor partido, pero irá agarrando confianza. Vojvoda comprobó que Pablo Alvarado sigue en un nivel muy bajo, por lo que seguirá variando en esa posición del campo. Eso también es obtener respuestas que le sirven de cara al futuro. Gonzalo Castellani, Ciro Rius, Fernando Marquez y Fabián Bordaragay tampoco estuvieron a la altura de las circunstancias. Esperan más minutos, Nicolás Fernández, quien hizo su primer gol en primera y Franco Cristaldo, Hernán Fredes o Tomás Pochettino para reforzar el medio campo. El hincha debe entender que todo lleva un proceso y un tiempo justo. Vojvoda tuvo la desgracia de debutar ante uno de los equipos mejor armados del país. Que tenía la obligación de ganar tras haber quedado eliminado de la Copa. El único objetivo del Cuervo, ahora, es el campeonato local y así salieron al campo de juego, a ganar sea como sea. Aprovecharon algunas ventajas que dio Defensa en el fondo y terminaron quedándose con los tres puntos. Quizás Vojvoda deberá replantear el sistema táctico ante equipos de tamaña jerarquía. El próximo lunes en Varela, Defensa recibirá a Olimpo, un partido trascendental pensando en la tabla de los promedios. Allí sí se podrá exigir al máximo al equipo, se le podrá pedir los tres puntos porque enfrenta a un rival del mismo calibre. El Halcón tiene que empezar a hacerse fuerte de local ganando éste tipo de partidos. Si consigue los tres puntos, levantará anímicamente, Vojvoda ganará un voto de confianza en propios y extraños y luego sí visitará a Temperley también con la obligación de sumar de a tres, ante otro rival directo por el descenso. El buen colchón de puntos que se hizo con Beccacece ayuda a no estar en una situación límite. Hay margen para el error, pero no mucho más. Vojvoda tiene que primer encontrar el equipo, luego el rendimiento y a partir de ahí algunos resultados. Todo va de la mano con todo. Tiempo tiene, ganas también, y la capacidad para sacar a delante a un plantel joven que debe confiar en sus propias fuerzas.

Comentarios

comments

Compartir