Vojvoda sigue buscando variantes en el once titular Halcón

0
Compartir

Por Guido Cichello- Tras el buen amistoso contra Chacarita el técnico Juan Pablo Vojvoda sigue buscando alternativas en el once titular. Reaparecería Cubas y el pibe Nico Fernández estaría desde el arranque.

Lo único que está confirmado pensando en el duelo ante Olimpo es que Defensa está obligado a ganar. Ya no hay excusas de funcionamiento colectivo o individual, de procesos nuevos de trabajo o de bajos rendimientos de jugadores. Olimpo sí es medida para saber dónde está parado el Halcón y un triunfo en casa y contra un rival directo, no sólo devolverá la confianza perdida, sino que además, le dará crédito a Vojvoda para seguir trabajando con tranquilidad. Los jugadores necesitan resultados para creer, y ante Olimpo será una verdadera final. Todavía el cuerpo técnico tiene una semana más de trabajo, Defensa jugará recién el próximo lunes a las 19.05 contra los bahienses. Por tal motivo, Vojvoda seguirá buscando variantes en el once titular. Contra Chacarita ya dio muestras claras que no le tiemble el pulso para sacar a algunos jugadores, caso Alvarado y Bordagaray. Memo arrastra una molestia y no sería de la partida. Lo de Alvarado es por bajo rendimiento. Contra el Funebrero, en la victoria 2 a 0 con goles de Cuqui Marquez, el técnico puso un 4-2-1-3, pero más flexible que contra San Lorenzo. Desplegó más los laterales y retrasó a Andrés Cubas para jugar cerca de los centrales. Eso hacía que cuando el equipo tenía la pelota, pasaba a defender con 3, sumaba a Rivero y Delgado a la mitad de cancha y soltaba a Castellani para que enlace los volantes con los delanteros. Ya en el retroceso, Cubas volvió a su posición natural y Rivero con Delgado conformaban la línea de 4 defensores. En la delantera, Ciro Rius estuvo por derecha, Cuqui por el centro y Nicolás Fernández, la gran apuesta de Vojvoda, jugó como delantero por izquierda. El juvenil es una de las máximas promesas de la cantera, y ya dejó de ser futuro para convertirse en realidad. También el cuerpo técnico probó con Hernán Fredes y Franco Cristaldo por el centro del campo. Son alternativas a Cubas y Castellani. La idea es tener un equipo ofensivo, sin importar el rival o la condición. Es cierto que contra equipos grandes el golpe por golpe parece suicida, pero ante rivales de igual jerarquía y nivel, se puede imponer condiciones tranquilamente. En este caso Olimpo, llega golpeado luego de haber perdido su técnico. Rubén Darío Forestello asumió en la semana y al cierre de ésta edición su equipo disputaba los 4tos de final de la Copa Argentina ante Morón en cancha de Lanús. Por ahora la cabeza de los bahienses estuvo puesta en ese difícil partido. Luego del mismo, ya focalizarán en el Halcón. Defensa tiene que mirar, primero puertas adentro, y luego hacía afuera. Corregir errores propios y potenciar las virtudes, es el gran desafío de Vojvoda, quien tuvo éstas dos semanas para poder clarificar su idea de juego. Es clave el volumen de juego y la presión que pueda ejercer el equipo sobre el rival. Forestello no es un técnico que pregona el fútbol vertical, ofensivo y con mucha gente en ataque. Es más bien pasivo en ataque, pero muy aguerrido en el fondo. Dependerá de la movilidad de los delanteros y volantes de Defensa para romper las dos líneas de cuatro que seguramente tendrán los bahienses. Ya no hay margen de error y menos contra estos equipos que pelean por salvar la categoría. Defensa aún mantiene un buen colchón de puntos pero debe empezar a sumar para seguir alejado de ese terreno. Por eso el lunes a las 19.05 tendrá una inmejorable posibilidad de sumar de a tres y despegar en confianza creyendo en sus fuerzas.

Comentarios

comments

Compartir