Yoga: Una forma de vida

0
Compartir

Cientos de varelenses continúan sumándose a las clases de esta ancestral disciplina, que pone a prueba no sólo el trabajo con el cuerpo, sino que también infiere en el plano mental y emocional ¿La clave? Encontrar el equilibrio.

Las clases se dictan de manera gratuita, a cargo de la Subsecretaría de Medicina Complementaria, un área creada recientemente por el intendente Julio Pereyra para trabajar en el nivel cero de salud. Se trata de profundizar la prevención de enfermedades desde pilares fundamentales como una buena alimentación, cuidados del cuerpo, actividad física y disciplinas como el yoga y otras, que infieren en el plano de lo espiritual, buscando la serenidad interior.

Carla, una joven de 22 años, llegó a una clase abierta en la Plaza San Juan Bautista. “Había empezado con las clases de TaiChi Chuan y quise probar también yoga”, contó. “Buscar un equilibrio interno”, más allá de los cuidados del cuerpo como ir al gimnasio o comer saludablemente, fue lo que la animó a acercarse. “En mi primera clase salí como habiendo bajado mil cambios, y dije ‘tengo que seguir viniendo’ porque es genial esto”, compartió tras haber finalizado la jornada.
A su lado, Carlos Alberto, de 53, fue otro de los que se animó a contar su experiencia. Contador y abogado, estas dos profesiones emparentadas con el estrés, la llamada enfermedad del siglo XXI, lo llevaron a buscar una actividad que lo ayude a mantener una armonía.

“En el 2013 empecé con yoga y gimnasia terapéutica. Desde ahí hasta ahora incorporé muchísimas actividades como Tai Chi Chuan, Chi Kung, Reiki, Meditación Trascendental… esto en mi caso combinado con deportes como natación, voley y gimnasio, me benefició muchísimo. Yo venía con un estrés de unos 35 años. Así que fue un vuelco total… Indudablemente a todos les aconsejaría que lo hagan, que empiecen con una vida saludable”, aseguró terminado el encuentro. Y agregó que “esto se complementa con una buena alimentación, y aprender a tomarse la vida de otra manera, desde otra perspectiva”.

Abuelos de la tercera edad también se animan al yoga. Hugo, de 72 años llegó interesado en mejorar su elongación por algunos dolores en su columna; mientras que Miriam, ocupa sus tiempos libres tras haberse jubilado, en actividades que le hacen bien a la salud “tanto en lo físico como en lo social y emocional”. “Les diría a todos que aprovechen estas oportunidades que brinda el Municipio. Ir de manera particular es muy oneroso. Además no solamente se da acá en el centro sino en muchos barrios de Varela”.

¿Qué es el yoga?
Se trata de una ancestral disciplina que tiene origen en la India. “Es una filosofía de vida. Yoga es arte. La vida es arte. Y nosotros tenemos que encontrar el camino para crear nuestra propia vida de la mejor manera” relata Mabel Bernal, experimentada profesora que integra el plantel municipal. “El cuerpo está relajado, la mente está serena, tranquila, las emociones fluyen, las posturas de equilibrio nos ayudan no solo a que el cuerpo esté de esa manera sino también para la vida. Tiene que ver con una actitud interior”, detalla.

Mabel comenzó a viajar a India en 1996, donde se conectó con los maestros de la disciplina y trajo estas enseñanzas al Occidente. Hoy hace 20 años que viaja a este país, incursionando en las maravillosas experiencias de los monasterios budistas, y las prácticas de meditación y yoga.
Al responder a la pregunta respecto a “Dónde está la clave de una vida sana”, la profesora pone a la alimentación en primer lugar. “Luego, hacer actividad física, salir a caminar, meditar y atender a la actitud ante la vida: serenidad, tranquilidad, equilibrio”, detalla.

¿Cómo participar?
Los varelenses que deseen sumarse a las clases de yoga pueden consultar la oferta en los diferentes barrios e instituciones que se brindan de manera gratuita desde el Municipio llamando al 0800 222 1234 de lunes a viernes de 8 a 20 hs.

Comentarios

comments

Compartir